¿Qué es la iglesia de Cristo?

Escrito por: Eliezer Pérez

Una breve explicación

¿Quienes somos?

En el mundo se estima que hay 4,200 religiones. Y el primer gran grupo sigue perteneciendo a los cristianos con el 31%, seguido de los musulmanes con un 24% según un estudio de Pew Research Center.

Lastimosamente dentro del 31% de cristianos a nivel global está dividido en varios grupos como los católicos, pentecostales, testigos de Jehová, mormones, presbiterianos, etc. Cada iglesia es diferente una a otra aunque creemos en el mismo Dios.

En los tiempos antiguos, incluso en los del propio Señor Jesús había diferentes grupos religiosos en las tierras de Palestina. Por ejemplo estaban los Fariseos, Saduceos, esenios, etc. Así que no es nada nuevo, ni extraño que existan muchos grupos “cristianos”. Pero ¿Está Dios de acuerdo? Al parecer no. Porque cuando usted lee los cuatro relatos del evangelio el Hijo de Dios vino a reformar la forma en como practicaban la religión los judíos durante el primer siglo. Y en esto todos estamos de acuerdo. Él nos enseñó el verdadero sentido de la palabra fe, religión y sobre todo obediencia.

Cuando el Señor Jesús partio a los cielos, pocos días después los discípulos se encontraban en Jerusalén. Pedro dio un poderoso sermón en el Pentecostés y pronto se puede leer que los que se arrepintieron y se bautizaron fueron añadidos a la iglesia (Hechos 2:37-47). Este grupo de personas llamadas más tarde “cristianos” (Hechos 11:26). Fueron perseguidas primero por los líderes judíos como el Sanedrín y después fueron perseguidos por el gobierno Romano por decreto del emperador Nerón en el año 63 o 64 d.C. acusando a los cristianos por un incendio en Roma. Por este decreto murieron Pedro, Pablo y muchos cristianos de aquella época.

Mucho tiempo después, el número de cristianos siguió creciendo y para Roma esto presento un probable problema, pues las acusaciones hacia ellos era que decían que había un Rey “Jesús” y no el César. Participaban de la comunión “el partimiento del pan y juego de uva” por el cuerpo de Cristo, y se les llamo caníbales. También se hacían llamar “hermanos” y se tildo de incesto. Todo esto era un mal entendido por los que desconocían lo que en realidad practicaba la iglesia.

¿Cómo llego Roma a unirse a la iglesia?

Se le conoce a Constantino como el primer líder romano en reconocer al cristianismo como religión oficial del estado. De esta manera el edicto de Milán del año 313 sirvió como empuje para que el cristianismo empezara a expandirse en el mundo aliado con el poder político.

A este periodo se le conoce como la iglesia imperial, los cristianos pasaron de del anfiteatro romano, donde tenían que enfrentarse con los leones, a ocupar un sitio de honor en el trono que regía al mundo.

Aunque esa alianza al parecer fue buena trajo con el tiempo muchos males. Primero porque si leemos en las páginas del Nuevo Testamento, se observa que todas las iglesias eran independientes la una de la otra, y no había una sede que centralizaba todas las decisiones. La iglesia en Jerusalén no funcionaba como sede, por ejemplo un grupo de varones procedentes de Chipre y de Cirene decidieron hablarle la palabra del Señor a los griegos en Antioquia, sin la aprobación de los apóstoles (Hechos 11:19 al 22). Y no es hasta después de enterarse los cristianos de Jerusalén que enviaron a Bernabé como apoyo en lugar de supervisión. Tristemente el subtítulo de la revisión Reina – Valera 1960, en el capítulo 15 utiliza la palabra concilio, concilio que no existía. Esto fue una asamblea general de los líderes de cada iglesia debido a los rumores que habían causado los perseguidores de Pablo y Bernabé. Y como estos acusadores eran de Jerusalén, lo correcto era que el conflicto se resolviera en el lugar de donde ellos eran (Hechos 15).

Este capítulo de Hechos 15 nos enseña que los misioneros que estaban predicando en tierras gentiles, estaban enseñando exactamente las mismas cosas que se hacían en Jerusalén. Segundo, al unirse al estado era de suponerse que la iglesia del Nuevo Testamento dejaría ser más espiritual para convertirse en un poder político.

Prueba de esto, fueron las conocidas “cruzadas” que fueron impulsadas por la iglesia católica romana para liberar las regiones donde vivió Jesús del poder de los musulmanes para los años 1095. Cuando el emperador bizantino Alejo I solicito al papa Urbano II protección. .

La reforma que se dice que empezó con Martin Lutero

Se le llama la reforma al movimiento que trajo a la acción a diferentes personajes que en cierta forma se negaron a aceptar los credos de la iglesia católica como dados por Dios. Se dice que la reforma empezó en Alemania y pronto se esparció por toda Europa. Este movimiento trajo el establecimiento de iglesias nacionales que no debían fidelidad a Roma. Entre los líderes más recordados tenemos a Martín Lutero en Alemania, Ulrico Zwinglio en Suiza y Juan Calvino en Ginebra entre muchos más.

Sin embargo aunque sus intenciones fueron buenas, no llegaron a estar de acuerdo en varios de sus puntos en la teología cristiana. Y como era de esperarse la iglesia católica no se quedó de brazos cruzados. Lanzo un movimiento llamado “la Contrarreforma” que tenía como objetivo recuperar las zonas donde habían penetrado los protestantes.

Durante ese periodo lo que más recordamos es la orden de los Jesuitas, que en 1534 estableció el español Ignacio Loyola. Y llego a ser tan poderosa que acarreo aun oposición en los países más católicos.

Desde 1649 hasta nuestra actualidad

La iglesia católica romana ha seguido su propio camino desde entonces, totalmente aparte del mundo protestante.

Poco después de la Reforma tres diferentes grupos aparecieron en la Iglesia Inglesa: el romanista, el anglicano que estaba satisfecho con las reformas moderadas por el rey Enrique VIII y la reina Isabel; y el grupo radical protestante que anhelaba una iglesia igual a las establecidas en Ginebra y Escocia que fe conocido como los “puritanos”. Pronto estas iglesias cayeron en estado frío, con creencia intelectual y carente de moral en la sociedad. Y es cuando entra en acción Juan y Carlos Wesley y Jorge Whitefield despertando a Inglaterra de este estado. Dando así inicios a la conocida iglesia Metodista en Inglaterra.

Alrededor de 1845, en Estados Unidos comenzó a recibir una gran corriente de inmigrantes de Europa. La iglesia de Inglaterra fue la primera religión protestante en establecerse en Estados Unidos.

Los esfuerzos misioneros y la libertad en la predicación han dado impulso a muchos movimientos cristianos que incluso muchos de ellos no hemos mencionado por motivo de tiempo. Algunos señalan que la iglesia de Cristo surgió gracias a los esfuerzos de Thomas y Alexander Campbell quienes pertenecían anteriormente a la iglesia presbiteriana. Thomas había rechazado el credo presbiteriano debido a que no estaba de acuerdo con el bautismo de infantes y creo un movimiento con el eslogan “Donde las Escrituras hablan, hablamos, y donde las Escrituras callan, callamos”, su fundación se llamaba LA ASOCIACIÓN CRISTIANA DE WASHINGTON (Condado de Pensilvania). Se dice que cuando Alexander tuvo su primer hijo, esto lo llevo a considerar que su bautismo no era válido, por lo que busco un pastor bautista para que lo bautizara como adulto. Pero su espíritu purista creo una brecha con los bautistas. Sin embargo llego a una afinidad con Barton Stone que lideraba un grupo de cristianos que defendían la restauración del cristianismo primitivo.

¿Somos Campbellistas o no?

Son loables los esfuerzos que hicieron muchos hombres y mujeres para encontrar la voluntad de Dios en la historia. Y si fuera por seguir a un hombre en particular podríamos hasta ser seguidores de Elías, un reformador en tiempos de apostasía en Israel o de Nehemías, Esdras o Zorobabel. Y muchos más. Lo que hicieron Thomas y Alexander Campbell no es más que lo mismo que debemos hacer todos nosotros “escudriñar las Escrituras” (Juan 5:39). Y comprobar que lo que se está enseñando es correcto. Incluso cuando el apóstol Pablo predico en Berea los oyentes escudriñaban para ver si lo que él decía coincidía con lo que la Biblia decía. Hechos 17:11 dice: “Y estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”

Las iglesias de Cristo, especialmente en Latinoamérica creemos que por la Palabra de Dios, la iglesia “su reino” nunca dejó de existir. Daniel 2:44 “Y en los días de estos reyes (romanos) el Dios del cielo levantará un reino (iglesia) que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,” el que la historia no haya registrado públicamente lo que hicieron algunos cristianos a escondidas o sin reconocimiento no significa que no haya existido. Por ejemplo en estos momentos los ojos de los historiadores y de escritores están centrado el Reina Isabel, los presidentes de cada Republica, o la gente popular. Pero ni siquiera saben que usted y yo existimos. Y el que no publiquen nada de nosotros, no significa que no existamos.

Tenemos la seguridad que la Palabra de Dios, se cumple. Por otro lado, el que una iglesia tenga en su letrero “Aquí se reúne la iglesia de Cristo Romanos 16:16” para nosotros no significa que tenga el sello de ser la correcta. Por lo que sabemos la iglesia de la Biblia era llamada de diferentes formas: El cuerpo de Cristo, la iglesia del Señor, la Iglesia de Dios, la congregación de los primogénitos, etc. Pero sus prácticas y fe coincidían. Se ha conocido de casos donde misioneros de la iglesia de Cristo han ido a otro país, y se han encontrado con grupo de cristianos que hacen exactamente lo que nosotros hacemos, sin tener el mismo nombre y sin ser evangelizados por misiones norteamericanas.

Desde mi opinión existen muchas iglesias, asi como puede haber muchos cantantes. Todos pueden cantar una melodía a su lengua nativa, Sin embargo, cuando todos aprenden a leer las notas musicales del pentagrama y omitimos el canto. Estamos de acuerdo con las reglas de las notas musicales sin importar donde estemos. Y nadie debería tocar algo diferente a los demás. Y una hermosa y sola melodía se escucharia sin importar si el de a mi costado derecho sabe hablar español. Lo mismo ocurre con los números, uno más uno es dos en cualquier lugar. Simplemente hay que respetarlos. Y con la Biblia, no es diferente ¡También es para todos!.

¿Qué somos?

Las iglesias de Cristo somos un esfuerzo sincero por ser la iglesia que se menciona en las páginas del Nuevo Testamento de acuerdo al único modelo de adoración que nos provee la Biblia. Utilizamos solamente la Biblia para orientación en todas las cosas que pertenecen a la iglesia. Seguimos el modelo en cuanto a la adoración, la organización, la doctrina y la fe.

Cada iglesia de Cristo es autónoma, independiente. Que debe ser dirigida en manos de los “ancianos y diáconos” (Filipenses 1:1) y no de un pastor en particular. Siendo como autoridad máxima en cada iglesia: Jesucristo. Y regla de fe: La Biblia.

¡Venga y véalo por usted mismo!

Referencias

González, J. and Cardoza, C., 2008. Historia general de las misiones. Viladecavalls: Clie.

Hurlbut, Jesse Lyman (1952) Historia de la Iglesia Cristiana. E.E.U.U. Editorial Vida.

Aprendamos más de Dios

¿Sabia usted que Dios no esta lejos de nosotros?

Mire a su alrededor: las plantas, los animales, los seres humanos, el cielo, la tierra, el agua, las estrellas. Todo es muy complejo como ser hecho de la nada y ni toda una vida es suficiente para estudiarlo en su totalidad.

De hecho incluso la ciencia esta revelando, algunas cosas que ya la Palabra de Dios a mencionado hace miles de años. Sin embargo, Dios no desea que solo conozcamos que Él existe. En cambio desea la salvación de nuestras almas y llevarnos por una vida pura, digna y sobre todo que experimentemos la verdadera Felicidad que solo su Hijo Jesucristo nos da.